Las imágenes del reportaje fotográfico fueron tomadas justo después del jueves sangriento, cuando más de 100 personas fueron asesinadas por francotiradores.

El presidente Viktor Yanukovich no firmó el Acuerdo de Asociación con la Unión Europea. En lugar de ello, firmó la Adhesión a la Unión Aduanera con Rusia. Como resultado, los jóvenes ucranianos se reunieron en Maidan de Kiev. Querían abrir la discusión sobre la democracia con el Gobierno.

Como respuesta, Viktor Yanukovich envió la Fuerza Especial de Policía para reprimir violentamente las protestas. Golpearon a todo el mundo, mujeres, adolescentes, incluso a una chica embarazada. Eso provocó manifestaciones masivas y una ola de violencia por parte de ambos lados. Los activistas lucharon por una Ucrania Europea durante meses y obligaron a un cambio de gobierno. Por desgracia, eso no resolvió sus problemas. Ahora tienen que defender al país de las acciones militares rusas que están teniendo lugar en la frontera este.

A pesar de lo que se muestra en los medios de comunicación, los ucranianos fueron muy hospitalarios. Nos dieron una cálida bienvenida, compartieron sus pensamientos, nos ofrecieron té caliente, chocolate y caramelos. Incluso encontraron un lugar para que nosotros nos alojáramos en uno de los centros de información.

La familia ucraniana que nos recibió eran arquitectos y tenían la casa llena de obras de arte. ¡Eso fue una gran sorpresa! Poder estar en el centro de la revolución y conocer a gente con preocupaciones de primera mano.

El reportaje fotográfico a continuación es un homenaje a los acontecimientos que tuvieron lugar en Ucrania en marzo de 2014.

Compartir en