¿Por qué no debes hacer nunca fotos en la lluvia?
Porque...

1. ¡No hay suficiente luz!
2. ¡¡Terminarás mojado y enfermo!!
3. ¡¡¡Tu cámara se estropeará y dejará de funcionar!!!

¿O tal vez porque obtendrás fotografías increíbles?

Si no tienes miedo a arriesgarte, definitivamente tienes que coger una cámara ¡y salir a tomar fotos bajo la lluvia!

¿Cómo hacerlo?

1. Ponte ropa impermeable, por ejemplo, ropa para senderismo. De esta manera el clima húmedo no conseguirá perturbarte. ¡No te olvides de llevar un paraguas para la protección de tu equipo! Una bolsa de plástico sencilla también puede ser útil...

2. Configura un tiempo de exposición más largo de lo habitual y aumenta el ISO si fuera necesario. Durante el tiempo nublado la luz es más débil. Sin embargo, ¡debe ser lo suficientemente fuerte para tomar fotografías sin utilizar el flash!

3. Si quieres conseguir colores naturales, el balance de blancos se debe configurar como para un clima nublado. ¡Se puede utilizar papel blanco también para conseguir configuraciones perfectas!

4. Cuando consigas que todo esté listo sólo recuerda cubrir tu cámara con un paraguas y el resto del equipo colocarlo en una bolsa de plástico para protección adicional.

¿Qué debo capturar?

¿Ves esas nubes increíbles?
¿Reflejos de luz en el suelo mojado?
¿Gotas de agua sobre las plantas?

Trata de capturarlos, ¡o cualquier otra cosa que te inspire!

Y créeme, la luz durante la lluvia es perfecta para las fotos.
¡Échales un vistazo a continuación!

Compartir en 

 

Foto Lluvioso  - Bicentenario

 

Foto Lluvioso  - Paraguas

 

Foto Lluvioso  - Ninito

 

Foto Lluvioso  - Ninito

 

Foto Lluvioso  - Ninito

 

Foto Lluvioso  - Ninito

 

El perro que se ve en las fotografías
es una raza de perros típica de Ecuador.
Son pequeños, pero muy inteligentes.

 

Esta vez "Niñito" logró escapar de la casa, ya que no pudo resistirse a quedarse solo. Saltó por encima de las vallas y me siguió en mi camino hacia el Parque Bicentenario, en Quito, Ecuador. Allí se encuentra un Aeropuerto Antiguo que fue adaptado como un lugar para la recreación y el deporte. Es el lugar perfecto para hacer ejercicio... ¡y pata tomar fotografías también!

Como yo ya tenía un perro conmigo, era necesario aprovechar la oportunidad y tomar varias fotos de Niñito. No me lo vas a creer, pero era muy difícil capturarlo en el ángulo correcto. ¡Este perro no sabe nada de la disciplina! Y, por desgracia, no tenía nada más que ofrecerle salvo mi paciencia.

 

Foto Lluvioso - Niñito

 

Sin embargo, valió la pena el esfuerzo... Más tarde esas fotos se convirtieron ¡en unas de las mejores fotografías de la sesión!

Niñito continuó escapándose y siguiéndome al parque.
Así que, ¡¡decidí salir a correr con él y nos hicimos amigos!!


Compartir en

 

Foto Lluvioso - Cotopaxi